24 marzo 2008

Ceuta no cumple los requisitos mínimos en materia de empleo exigidos por la UE

Las dos ciudades autónomas ocupan los lugares de cola en el ránking nacional de competitividad, por delante tan sólo de Andalucía y Extremadura. La tasa de ocupación no supera el 55,5 por ciento, frente al 70 por ciento exigido.
España suspende en el cumplimiento de los objetivos europeos de empleo. Para Ceuta y Melilla casi no hay esperanzas de que algún día puedan alcanzar siquiera el nivel de sus compañeras menos aplicadas. La meta es conseguir en 2010 una tasa laboral de, al menos, el 50 por ciento y sólo La Rioja, con un 51,8, ha hecho estos deberes. Las ciudades autónomas, con la tasa de desempleo que dobla la del resto de España y casi 63,3 triplica la europea, están muy lejos de cumplir los requisitos mínimos en materia de empleo con una tasa de ocupación del 53,3 por ciento cuando el acuerdo de Lisboa fijaba un 63,3 para 2005 y un 70 por ciento de ocupación para 2010. Un horizonte muy lejano para Ceuta y Melilla. La comparación con las medias españolas y europeas tampoco deja margen a la duda. La media española está en 64'3 por ciento, la de la Unión Europea de 25 miembros en 63 por ciento.

Paro femenino

El panorama tampoco es nada halagüeño para las mujeres. Las previsiones eran alcanzar en 2005 un índice de contratación del 57 porcentaje, porcentaje al que únicamente han llegado Madrid, Cataluña, Navarra y Baleares. Ceuta está en el 35,5 por ciento, casi veinte puntos por debajo.

El otro gran objetivo, el de los trabajadores mayores de 55 años, también no podrá cumplirse a este lado del Estrecho, aunque por poco. La tasa de ocupados de esta edad es del 44,5 por ciento, sólo un punto y dos décimas por debajo de la media nacional

La necesidad de marcar unos objetivos para el empleo arrancó en el año 2000, cuando los jefes de Estado y de Gobierno de los Quince decidieron, en Lisboa, impulsar sus esfuerzos para que en 2010 todos los países, que entonces formaban la Unión, disfrutaran de pleno empleo. Este concepto para España significa dejar el paro en un índice residual del 5 por ciento, integrado exclusivamente por personas sin formación, al borde de la exclusión social o que, en un momento dado, optan por cambiar de ocupación. A término de 2007, Navarra y Cantabria eran las únicas comunidades con pleno empleo. Ceuta y Melilla están veinte puntos por encima del paro estructural.

Las menos competitivas

Un dato al que hay que sumar que, además, Ceuta y Melilla son las menos competitivas de España, sólo por delante de Andalucía y Extremadura, esta última la siguiente en la lista de las regiones españolas con más paro.

Los índices de competitividad miden la productividad del trabajo según la tasa de actividad y el porcentaje de población ocupada.

1 comentarios:

juegos dijo...

Seguro que muchas otras ciudades lo incumplen... seguro que hasta Madrid lo incumple... saludos